“QUERIDO CAPRICHO”, EL DILEMA ENTRE ESPERAR EN SOLEDAD O DESESPERAR POR AMOR

Date : 29 November, 2021

El actor Tomás Pozzi protagoniza en el TEM un monólogo
donde interpreta a una mujer sin recurrir a ninguna caracterización

Luz Soria_QUERIDO CAPRICHO-1878

© Luz Soria

Tomás Cabané (Granada, 1993) tenía solo 21 años cuando estrenó su primera obra, Labels, desahogo social, en el Festival Talent de Barcelona. Titulado en Dirección de Escena y Dramaturgia -además de graduado en Periodismo y Comunicación Audiovisual-, y formado al lado de referentes como Pau Aran o Mercedes Pedroche, Cabané no tardó en consolidarse como uno de los jóvenes prodigios del teatro nacional, levantando su propia compañía (Malala Producciones) y dirigiendo con éxito textos propios como los de En la capital (2016) o Costa da Morte (2017).

Un día, en su camino se cruzó otro Tomás, de apellido Pozzi y establecido en Madrid desde que, dos décadas atrás, abandonara su Buenos Aires natal para trabajar como actor en España. Conocido por su fuerza interpretativa a pesar de su corta estatura, y con una amplia trayectoria en cine y televisión a sus espaldas, Tomás Pozzi podía presumir de haber trabajado a las órdenes de directores escénicos tan prestigiosos como Mario Gas, Álex Rigola o Andrés Lima. Precisamente para este último había ofrecido dos de sus caracterizaciones más aclamadas (Marat-Sade Tito Andrónico) en la piel de sendos personajes femeninos. Por eso, cuando los dos Tomás comenzaron a idear una pieza en común, Pozzi pidió interpretar nuevamente a una mujer, pero esta vez sin ningún disfraz y proponiendo “un salto constante entre el actor y el personaje”. El desafío de Querido capricho, coproducida junto al Centro Dramático Nacional, sería precisamente ese: llegar al alma sin importar la apariencia, a través de la historia de una mujer que se enamora de un hombre veinte años menor y decide encerrarse en una habitación a esperar una llamada que nunca llega. Al final, claro está, se cansa de ver el tiempo pasar y acaba desmitificando el mismo amor que idealizaba, hasta considerarlo un capricho.

Los próximos 3 y 4 de diciembre (19:30 horas), Cabané y Pozzi llevarán hasta el Teatre El Musical un espectáculo que no ha parado de recibir elogios desde su estreno, hace ahora un año, en el teatro María Guerrero de Madrid. Una obra que, en palabras de sus creadores, “nos habla de la espera, del miedo a que no vuelvan a decirnos te quiero, de un amor no correspondido, de un amor intergeneracional. El mundo de Amanda queda reducido a una habitación sin puertas y un perro que no deja de ladrar. Es una espera similar a la del personaje de Penélope o al de La voz humana de Cocteau”.

@
%d bloggers like this: