EL PETIT DE CAL ERIL PONE MÚSICA A LA FUGACIDAD DEL TIEMPO

Date : 17 March, 2022

La banda de Joan Pons presenta en el TEM su octavo disco de estudio, N.S.C.A.L.H.

unnamed

Joan Pons

Joan Pons es el hijo pequeño de Ca L’Eril, su casa familiar en la localidad de Guissona (Lleida). Cuando en julio de 2007, con veinticinco años, decidió que lo que quería hacer era componer y grabar sus propias canciones con una banda, se le ocurrió apelar a sus raíces para bautizarla. Quince años y ocho discos después, El Petit de Cal Eril se ha consolidado como un referente de la escena musical catalana gracias a un pop-folk metafísico y directo, en constante transformación, y cuya principal seña de identidad es un discurso genuino y poco complaciente, símbolo de una personalidad artística arrolladora.

‘N.S.C.A.L.H.’, acrónimo de “No Sabràs Com Acaba La Història”, es el trabajo discográfico más reciente de esta formación capaz de tocar en los mejores festivales nacionales e internacionales y, al mismo tiempo, en lugares remotos y ocultos donde establecer una proximidad casi espiritual con sus seguidores. El próximo 25 de marzo, a partir de las 20 horas, Pons y su particular “hermandad cósmica” —Jordi Matas, Dani Comas, Ildefons Alonso i Artur Tort— se subirán al escenario del Teatre El Musical para presentar un álbum creado a partir de la rutina habitual del grupo: se fija una fecha de grabación (en este caso fue el 17 de enero de 2021) y, un par de semanas antes, Pons se aísla del mundo dos o tres días para componerlo en su totalidad. El resultado suele ser una obra única y asombrosa, como en su día lo fueron LP míticos como ‘…i les sargantanes al sol’ (2009), ‘La figura del buit’ (2013), ‘La força’ (2016) o ‘Triangle’ (2018).

«Este es un disco que transita en la temporalidad de la historia y la relatividad del tiempo», explica Joan Pons. «Nos preguntamos cuántas historias caben dentro de un instante, cuántos momentos hay dentro del tiempo. Aquí todo es efímero y eterno a la vez. Nuestro sonido se abre hacia nuevos horizontes y se ensancha hacia ángulos inesperados: líneas de bajo, riffs de sintes voladores, melodías de voces espaciales… Es un disco deliberadamente corto en minutaje pero plural y diverso en colores, cambios y momentos, con multitud de estímulos imprevisibles, que aparecen solo una vez y no se repiten. Como ocurre en tantos momentos de nuestra pequeña, minúscula y al mismo tiempo irrepetible historia».

@
%d bloggers like this: