“A los 7 años si no bailaba todos los fines de semana me ponía a llorar”

Date : 10 May, 2017

Será la tercera vez de Rocío Molina en Valencia de la que dice que espera conocerla un poco más. Vuelve al Teatre El Musical después de tener que suspender su espectáculo el pasado mes de marzo por una indisposición médica. Y lo hace con su nuevo trabajo “Caída del Cielo” con el que aspira a ganar su segundo premio Max y que tiene a la mujer como protagonista.

¿Por qué te dedicas a la danza?

No tiene ninguna explicación concreta ni lógica se dio así casi sin querer. No tengo familia que cante o baile aunque mi madre sí que estudió ballet en la opera de Bruselas porque era inmigrante y ella me colocó en una barra con tres años pero no creo que esa fuese la explicación. Yo supongo que la afición me vino porque cuando era pequeña me apuntaron a una academia de baile como actividad extraescolar.

¿Por qué flamenco?

Seguramente por haber nacido en Andalucía, si hubiera nacido en el País Vasco habría terminado haciendo otras cosas… siempre creo que hubiera bailado pero quizá mi estilo sería diferente. No tenía ni siquiera referentes yo inventaba cosas que no sabía que eran exactamente.

Has tenido una carrera meteórica ¿has sentido vértigo en algún momento?

Si me lo preguntas hace seis o siete años te hubiera dicho que no pero de unos años para acá soy más consciente y me pregunto por qué ha ido así de rápido. Tampoco le doy mucha importancia porque ha sido todo muy natural. Yo empiezo a trabajar a los 7 años porque si no bailaba todos los fines de semana me ponía a llorar, le pedía a mi madre que me llevara a bailar, por eso para mí ha sido siempre de natural. Cuando terminaba un montaje tenía ya la idea del siguiente y me he metido en el estudio para crear el siguiente.

Rocío MolinaEn 2010 se te concede el Premio Nacional de Danza ¿Qué supone en tu carrera este reconocimiento?

No me lo esperaba. No me había imaginado que me lo podrían dar, ni siguiera a largo plazo me lo planteaba. Es verdad que es un empujoncito, quizá me llegó demasiado pronto no supe aprovecharlo bien ahora mismo lo hubiera aprovechado de otra manera. Aunque ese apellido no quita que tengas que hacer menos horas en un estudio o que te tengas que despreocupar. Tampoco me sentí con la presión de crear más por la expectación entre la gente. Como era algo que no había ido a buscar lo recibí y seguí con mi camino.

Has trabajado en escenarios de todo el mundo ¿Cumples un sueño?

No creas, no estaba entre mis sueños viajar por el mundo, tampoco tener una compañía de veinte personas, no estaba ganar ningún premio, ni bailar en un escenario concreto. Cuando llegan las cosas me ilusionan pero no las busco. Mi sueño es poder calzarme los zapatos todos los días y poder actuar en el Teatro Real o en el sótano de mi casa con mis vecinos.

¿Hay muchas diferencias en el público dependiendo de los países?

Hay mucha diferencia. Aquí es donde se puede ver la cultura de cada país. Los japoneses son muy silenciosos. Abren las puertas del teatro y tu ni te das cuenta que están entrando. En Chile tardan mucho en sentarse porque el acomodador tiene que llevar a cada uno a sus sitios porque si no lo hace se sienta cada uno donde le da la gana y se tarda mucho más. El público francés sabe mucho y observa muy bien la danza. En España somos muy calientes. Es muy diferente según el país en el que estés.

¿Tiene más éxito el flamenco fuera de España que aquí?

Hablando del trato hacía el artista sí que es verdad que el trabajo y el talento se aprecian más. Al artista se le trata como una persona trabajadora que dedica mucho tiempo a su arte. Aquí parece que a los artistas se nos ha encendido de repente una bombilla y no se aprecia el trabajo que hay detrás.

_MG_0506_1¿Cómo te inspiras?

Lo primero es que  tengo que sentirme viva y para sentirme viva tengo que provocarme situaciones, tengo que preguntarme muchas cosas y luego relacionarlas. Me inspira salir a la calle, una conversación en un  mercado con una señora, un cuadro de un museo o unos niños tirando cohetes, en todas partes está la inspiración luego hay que relacionarlo todo.

En “Caída del Cielo” utilizas a la mujer como tema ¿por qué razón?

No tiene explicación. No me senté la primera vez pensando en hacer una obra sobre la mujer, nos pusimos a trabajar sin saber a dónde nos iba a llevar el proyecto. Apareció la mujer no por algo pensado seguramente salió porque soy mujer, porque soy una bailaora política, no porque quiera serlo sino porque mi baile puede serlo y mi físico es fuerte. A la hora de crear lo primero es el movimiento y luego van las lecturas de esos movimientos. Nos apareció la fuerza de la mujer cuando ya estaba montada toda la obra.

Parte del espectáculo es improvisado ¿te genera presión por no tenerlo todo controlado o libertad de poder expresar tus sentimiento en cada momento?

Las dos cosas porque me siento libre pero a la vez es una carga muy fuerte la presión de tener que darlo todo en cada momento, tienes que ir a matar en todas las funciones porque cada día es diferente. En el flamenco es muy importante sorprendernos, que sea fresco, últimamente hacemos un flamenco muy matemático, muy calculado y a mí me gusta que sorprenda.

Hay gente que te considera una reinventora del flamenco ¿estás de acuerdo?

La gente dice lo que quiere. Es verdad que altero las normas del flamenco aunque el flamenco tampoco tiene muchas normas. Que una bailaora con bata de cola se tire al suelo técnicamente no es lo correcto, la bailaora tradicional se puede echar las manos a la cabeza. Para mi es flamenco porque para mí lo es y porque yo me siento muy flamenca. No me gusta la palabra reinventar porque yo no me paro a pensar en cosas del flamenco para cambiarlas.

¿Tienes el respeto de los puristas del flamenco?

Saben de mi tradición, formación y pasión y que siempre vuelvo a la tradición pero bajo mi forma de ser o mi personalidad que es diferente. No me pongo barreras, lo pruebo todo, soy curiosa, si hay que tirarse al suelo primero me tiro y luego me pregunto por qué me he tirado  no me pregunto si es flamenco o no.

 

 

@
%d bloggers like this: