“Estoy totalmente en contra de la Performance porque es la reproducción autista del arte burgués occidental actual”

Date : 29 May, 2018

Finaliza la demostración final del workshop que durante la semana ha mantenido ocupados en El Musical a Serge Pey y Chiara Mulas y a un pequeño grupo de artistas. Todavía con las manos mojadas por la performance de Serge con la que se ha cerrado la experiencia, el artista pregunta si la entrevista llevará mucho tiempo, ha quedado para comer en el restaurante de un amigo suyo al que visita siempre que viene a Valencia. Escogemos una de las salas del TEM, nos sentamos en una mesa con su inseparable Chiara Mulas para charlar un rato. Lanzamos rápidamente la primera pregunta, hemos prometido no robarle mucho tiempo.

¿Qué tal la experiencia en el workshop?

PEY La experiencia ha sido muy positiva. Nos hemos encontrado artistas que han trabajado con nosotros que inventan una nueva forma de hacer arte de forma colectiva y comprometida en su acción. Estoy muy feliz por descubrir un teatro tan grande en un barrio tan bonito y con tanto arte por las calles. Me ha gustado mucho oír el cajón, escuchar cantar flamenco por la calle.

Hemos trabajado durante la semana para transmitir toda mi experiencia en el arte del Performance. Hoy en día la transmisión es muy importante porque la historia es un revisionismo, la gente ahora cree que descubre el mundo sin saber que antes ya se hacían cosas importantes. Encontré un público muy entregado.

MULAS Hemos tenido un grupo muy bonito y muy diferente. Ha sido una experiencia Interesante porque ya son artistas que tienen un camino personal hecho, por este motivo ha sido un taller enriquecedor para nosotros porque no solo hemos dado sino que nos llevamos muchas cosas. Estaban muy interesados en el método que utilizamos que es un poco distinto de la performance tradicional.

Serge Pey

Habladnos de vuestro método …

PEY Empezaré diciendo que estoy totalmente en contra de la Performance porque es la reproducción autista del arte burgués occidental actual. Creemos que el arte debe ser comprometido por eso hoy hablamos de la guerra que la tenemos a dos pasos de nosotros. Un artista no puede estar lejos del mundo. El Perfomance se inventó de una forma radical con un compromiso. Con el paso del tiempo de ha individualizado fruto de su contaminación con la globalización. Por eso el acto que hemos hecho es una crítica al Perfomance.

¿Qué es entonces el Perfomance para vosotros?

PEY La Performance es un acto crítico social. El 90% de la Performance actual es autoexpresión encerrada en uno mismo, por eso he utilizado antes el término autista. Yo creo que la Performance es otra cosa, es un método de arte crítico que no empezó el siglo pasado, cuando Diógenes empieza a caminar por el puerto del Pireo está haciendo una performance. Cervantes con Don Quijote inventó la performance en España cuando cuenta en su obra maestra la historia de un loco de Sevilla que hinchaba perros metiéndoles aire por el ano para después escuchar sus ventosidades.  El verdadero arte-acción es literatura y hoy en día no hay literatura en la Performance. Un acto de Performance es un acto filosófico y la poesía es un pensamiento.

En el mundo en el que vivimos de la cultura exprés ¿qué futuro tiene la poesía?

PEY  La poesía siempre está presente. La gente que tiene el poder de manejar la información y los medios de comunicación son gente al servicio de la opresión. Son ellos los que dicen que la poesía no existe pero tú vienes como nosotros al Cabanyal y escuchas a los gitanos cantando y haciendo poesía. Una sociedad sin poesía sería una sociedad sin seres humanos porque es la condición del ser humano de inventar la palabra para inventar el mundo. La poesía es un trozo de lenguaje que va a transformar la vida.  Hemos llenado espacios con miles de personas pero los medios silencian estas iniciativas porque los medios están al servicio del poder, están en contra de la vida y a favor de la muerte, de la opresión. Los periodistas son coyotes al servicio de la opresión, no todos (se ríe mirándonos) pero casi todos.  Hay veces que he ido a la televisión y me piden que recite un poema en un minuto. A continuación, en el programa sale un cocinero que dispone de 15 minutos para explicar una receta.

Chiara Mullas

¿Se puede hacer poesía acción con cualquier poema o tiene que estar creado ex profeso para ello?

MULAS   La poesía está hecha para comprender no para ser comprendida. Es un medio que te permite entender otras cosas que no están presentes en el texto escrito.

PEY  El mundo de la poesía es un mundo inmenso. En mi mundo de la poesía es un sacrificio del lenguaje. A veces que hay una parte de ese sacrificio se puede convertir en ritual, en concentración de energías, fuerzas u objetos.  No se trata de acompañar una poesía, se trata de actuar, por lo tanto hay poemas de acción y poemas de no acción. Hay poemas de pensamiento y de no pensamiento. No es teatro, el teatro es diferente.

En vuestra trayectoria habéis hecho acciones muy largas como una recorriendo más de 300 kilómetros a pie para visitar la tumba de Machado. Contadnos la experiencia.

PEY  Con esta acción hicimos una película que ya se está proyectando en cines de Francia y está funcionando bien, la poesía está atrayendo a la gente. El próximo año se presentará en España, está subtitulada.

En Tolousse había mucha gente que hablaba español porque había mucho español exiliado.  Era como una ciudad española. Toda la gente conocía a Machado. Cuando éramos niños los maestros del colegio nos juntaban para escribir cartas a los presos políticos que estaban encarcelados en España.  Escribíamos a también a Antonio Machado. Escribir a un poeta muerto es un acto de poesía. Era una lección de pedagogía popular maravillosa. El cartero que era comunista construyó en la tumba de Machado un buzón donde depositaba las cartas. Llegaban miles.

40 años después de esto en la Universidad de Tolouse muy pocos estudiantes conocen a Machado y eso que la avenida donde está situada la universidad se llama Antonio Machado. Que los jóvenes no supieran quién era Machado me quebró el corazón. Encontré jóvenes trabajadores, conté la historia y empezaron a escribir las cartas. En lugar de mandarlas por correo, decidí caminar desde la universidad hasta Collure donde está la tumba de Machado. Fuimos todos con banderas transparentes porque para mí la bandera de la poesía es una bandera transparente.

Cuando llegamos a la tumba. Entregamos todas las cartas y llenamos el cementerio de pompas de jabón porque sabemos que a Machado le gustaban mucho. Estando allí se nos acercó un señor y nos dijo … soy el cartero que traía las cartas hace 50 años, bienvenidos … Fue emocionante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

@
%d bloggers like this: